News

Pàgina 1 de 31  > >>

abr 20, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Breve ludografía de la campaña de Siria-Líbano, 1941
abr 10, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo histórico
mar 19, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo
Noticias
 

Barba elettrica, el último condottiero

Frecce nere del Guadalajara,
che dormite all'ombra del tricolor,
giovinezza d'Italia più cara,
ogni morto è più vivo nel nostro cuor.
Dall'alpi fino al mar eternamente
l'Italia in cor vi griderà :"Presente !"

Annibale Bergonzoli, universalmente conocido como “Barba eléctrica” ¡El propio Mussolini  se referirá a él con este apodo en un artículo publicado en Il popolo d´Italia! es el oficial italiano de alta  graduación más  conocido, tanto de nuestra guerra civil  (1936-39) como de la posterior contienda  mundial  (1939-1945). Sería exagerado afirmar sus excelencias  tácticas pero a su vez faltaríamos a la verdad negando su carisma y un valor personal fuera de toda duda.
Nacido en Cannobio a orillas del lago Maggiore el 1 de noviembre de 1884, cursa estudios en la Academia Militar de Modena para luego ampliar sus conocimientos en la de Padua. Al estallar la guerra italo-turca (1911) desembarcará en Derna como teniente de la 5ª división, participando en múltiples acciones por las que será ascendido a capitán.

La guerra de las naciones

Destinado al frente de Salónica (Grecia) será condecorado por los ingleses con su Victory Cross por su actuación en  los combates de monte Rovegno. También recibirá  las medallas italianas de plata y bronce al  valor  militar  por   su  papel  en  Costa de Sagra  y Arco de la Cerna, respectivamente.

Tras la hecatombe de Caporetto (1917) y ya con el grado de comandante, es destinado al frente del Piave  con  el 13º Cuerpo de ejército. Allí obtendrá  su segunda medalla de plata al frente de  los arditi (Tropas de elite de montaña) encabezando un golpe de mano nocturno contra una posición fortificada  austriaca. Es herido en el vientre, pero logra regresar  a sus líneas tras cruzar bajo  fuego un  caudaloso río. Repuesto de sus heridas, participará en  la ofensiva final de  Vittorio Veneto  (1918) al mando de la  1ª División de asalto. En las  postrimeras del conflicto es ascendido a teniente coronel.

Caporetto

El desastre de Caporetto.

 

El imperio del León de Judá

Parte como voluntario hacia Libia para erradicar las frecuentes revueltas contra la ocupación. Acogerá  con  tibieza al nuevo régimen fascista aunque más tarde caerá fascinado por sus indudables logros en los ámbitos social y económico, así como por el ascendente internacional de la nueva Italia.

En razón a su tardía unificación Italia llegará tarde al reparto del continente negro y su entrada en el mismo tendrá como imborrable recuerdo la derrota de Adua (1896). Según palabras del Duce: “Hemos tenido cuarenta años de paciencia con Abisinia. Ahora  decimos: ¡Basta!” La preparación italiana será larga y meticulosa tratando de enmascarar la invasión como un acto populista de la cual el pueblo no muestra excesivo entusiasmo salvo los incondicionales del nuevo orden.

montaje

Con montajes como éste se pretendía incitar al voluntariado.

Finalmente el casus belli será el incidente en  el oasis de Ual Ual, ocurrido 100 kilómetros en el interior  de  Abisinia: un destacamento italiano abre fuego sobre un destacamento etíope ¡Y. encima el Duce reclamará explicaciones! ¡El cinismo de los fascistas es insondable! Meses antes de la ruptura de las hostilidades, Bergonzoli había embarcado en Génova con destino a Somalia (Frente Sur) al mando de la II Brigada. Una vez iniciadas las hostilidades, ocupará con audacia Uad Dara, Malea, Guba, Uocille… marchando siempre a la vanguardia de su columna celere.

Domenica del corriere

El patriotismo de salón, otro opio del pueblo.

En el trascurso de los combates del Negorille (26 de mayo de 1936), en  la toma del Amba (Montaña) Donun, avanzará hasta la posición de mayor peligro cuando se produce un contraataque etíope en masa. Mientras empuña un fusil mannlincher-carcano es alcanzado por la metralla de una granada, pero no permite que le evacúen hasta que la  situación se estabiliza. Por su actuación  es nombrado caballero de la Orden militar de Saboya

Divisione volontari

El 18 de julio de 1936, un gran porcentaje del ejército  español se subleva contra el gobierno democráticamente establecido, contando  con el apoyo de los sectores  más reaccionarios de  la sociedad. El alzamiento es un rotundo  fracaso en las principales ciudades; sólo el mercenario ejército de África  puede  modificar esta situación, siempre  y cuando encuentre  el  medio de  cruzar  el estrecho de Gibraltar vigilado por la práctica totalidad de la Marina gubernamental. Este medio llegará de la  mano de Mussolini y la Regia Aeronautica. La  cabeza visible del  contubernio golpista (Francisco Franco) pronto solicitará a Roma el envío de destructores, submarinos, tanques, piezas antitanque... pero en ningún caso la presencia de tropas italianas en la contienda.

El Duce tiene otro criterio sobre este supuesto y cree que Italia debe formar en primera fila ante esta cruzada contra el bolchevismo ¡Un eufemismo más de lo que solamente es una toma ilícita del poder! Poco a poco, las unidades italianas formadas  mayoritariamente por camisas negras y voluntarios que creen que son trasladados como colonos a Abisinia irán llegando a los puertos de la zona rebelde, participando con un innegable éxito en la toma de Málaga.

Con  todos  los  efectivos  ya  en  suelo español  el  C.T.V. (Cuerpo de Tropas Voluntarias) inicialmente al mando de Mario Roatta estaba formado  por  tres divisiones de camisas negras: (Dio lo vuole, Fiame nere y Penne nere)  y  la división  Littorio al mando  de  Bergonzoli  que contrariamente a lo comúnmente creído no era una unidad del ejército regular: fue  creada  en  sólo dos  semanas con la base de soldados y oficiales de  diferentes  unidades  o  de  la reserva,  camisas negras y colonos  que serán concentrados en Nápoles. Mientras  se va formando la unidad, sus hombres servirán como extras para un péplum, es por ello que Bergonzoli afirma: ”¡Estoy  al mando de  unos comparsas de película de romanos!”

Difensa de l'Ebro

Alegoría de la defensa del Ebro ¡Lo curioso es que la infantería italiana no actúo en esta campaña!

Contra todo pronóstico se logra crear una unidad cohesionada con una moral muy elevada y  un comportamiento bajo el fuego intachable.  La Littorio es la responsable de  que el descalabro italiano en Guadalajara (¡mucho más modesto de lo que el imponente aparato propagandístico del  komintern ha cacareado  de  forma  incansable  desde  hace  65  años!) no se  convierta en hecatombe: la Littorio forma un sólido frente sobre el que pudieron replegarse el resto de  unidades.  Entre las actuaciones de Bergonzoli durante la batalla, aparecerá en primera línea en el momento en que  los carros  soviéticos  de Pavlov tratan  de  explotar la desbandada. Ordena a sus unidades permanecer en las posiciones prohibiendo la más mínima retirada y él mismo entona  a capella el  Giovaneza que es seguido  al  instante  por  la totalidad  de sus hombres,  cuya moral es galvanizada por su ejemplo.

Guadalajara

Plan de operaciones, por vía única

Durante la campaña de Aragón, es herido en el muslo en Alcoriza (Teruel), pero se escapa del hospital y toma de nuevo el mando de la Littorio que se encuentra fijada por sus antiguos enemigos de Guadalajara,  la 11ª División de Enrique Líster ¡quizá  la mejor  unidad  del Ejército Popular! en  las estribaciones entre la Terra Alta y el Baix Ebre (Tarragona). Esto permitirá a Alonso Vega y a su  IV  División de Navarra flanquearlo por la  derecha  y alcanzar  el  Mediterráneo en Vinaroz (Castellón). Posteriormente, la Littorio participará en la campaña de Levante;  en  los duros  combates de Sarrión caerá el teniente coronel Tullio Gianonti, jefe de su primer regimiento. El 30 de septiembre de 1938 Bergonzoli abandona España. Es condecorado con la medalla militar española, y despedido calurosamente por sus hombres y por los jefes del bando nacional.

Bardia: vendetta de Zama

El  inicio  de  la 2ª Guerra  Mundial sorprende  a  Bergonzoli  de  nuevo  en Libia al mando del 23º Cuerpo de ejército. Bajo las órdenes del general Graziani, el ejército  italiano  se  adentra más de cien kilómetros en territorio egipcio, paralizando la ofensiva y fortificándose en torno a Sidi Barrani ¡Parece que los lumbreras de la guerra celere eran  víctimas propiciatorias  de  un reuma crónico!

Bardia

Los   generales   británicos   Wawell  y  O´Connor  no tardarán  en  desencadenar   la   operación Compass (6 de diciembre de 1.941)  en la que una  a  una  los once  pésimamente fortificados campamentos  italianos caerán como castillos de naipes; Bergonzoli logrará por dos veces eludir el cerco y captura y se refugiará en Bardia, donde reforzará  con  sus  hombres a la menguada guarnición de la plaza. Esta  no  tardará  en  ser  asaltada  por  los  australianos:  su  caída  es  inminente, pero Barba elettrica trata  de nuevo de  tentar a la suerte y alcanzar  sus líneas marchando por el desierto hacía el oeste. Descubiertos por  el  pelotón del teniente James Clark (Que recibirá la Victory Cross) y tras un irrelevante intercambio  de  fuego son capturados  e  identificados,  los australianos sin razón aparente matarán  al  indefenso  oficial de enlace Alessandro Pugnatti ¡A maldades de esta  índole eran  muy  aficionados  los  australianos!  y  tanto  en Bardia  como  en Tobruk cometerán  todo tipo  de  fechorías:  robos,  violaciones,  humillaciones y vejaciones. Cuando Rommel tras largo asedio  los tomé prisioneros no cesarán  tras  la  victoria  (1945)  de lamentarse por las privaciones sufridas durante  el  cautiverio... algo  similar ocurrirá con  los canadienses cuya cansina queja  sobre  la  lesa  humanidad de  la  12ª Div.  SS  Hitlerjugend en Normandía omite de  oficio  sus  frecuentes  ejecuciones  de  prisioneros alemanes  en la misma playa de Juno por el simple  hecho  de  poderles  robar  un  casco,  unas  medallas  con  las  que engatusar a alguna oronda pecosa del Quebec!

Operation Compass

Trasladado a El Cairo, pasará luego a la India y de allí a Arkansas (EEUU). Tras la rendición  de Italia   (1943)  se negará a reconocer la nueva situación  pese a las  veladas amenazas y subliminales represalias a las que se le somete, ganándose un nuevo apodo anglosajón, de nuevo relacionado vagamente con su barba pero más con sus tozudas negativas  ¡El  Patriarca  del No!

Dos años después del fin de la lucha,  pasa  a  la reserva y marcha a su pueblo natal llevando una plácida vida, respetado y apreciado por propios y extraños. Fallece  el  31 de  junio de 1973. Su muerte conmociona a  toda  la  nación, su funeral  multitudinario será un desfile in situ de unidades y regímenes, una muestra viviente de la historia de Italia de la primera mitad del siglo XX.

Legionario fascista,dove tu vai?
verso l´ignoro chi te ce conduce.
Dove io vado ormai tu lo sai

io vado ove mi chiama e vuole il Duce.


brigadista italiano

 

Un soldado italiano de la XII Brigada Internacional ante la tumba de un compatriota del CTV.

OB División Littorio

Previous page: El verano de la Anarquía  Next page: 1ª Guerra Mundial