News

Pàgina 1 de 31  > >>

jun 6, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
La División Azul, 1941-1943
abr 20, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Breve ludografía de la campaña de Siria-Líbano, 1941
abr 10, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo histórico
Noticias
 

¡No hay italianos en la costa! corsarios fascistas en la guerra civil española

por Enric Martí

Siempre hubo vencedores y vencidos, agraviados y ofensores. Al fin todos se mueren y a nadie le importa, o mejor, nadie se representa sus tristezas y sus alegrías.

Manuel Azaña, La velada en Benicarló

El pacto de No intervención, fue una trágica fantochada más de las muchas que envuelven nuestra contienda civil de 1936-1939. Desde el momento mismo de su firma resultó ineficaz y los gobiernos congregados de una forma decidida o encubierta se dieron prisa en tomar partido por un bando u otro, acusándose entre sí de haber sido los que habían violado las medidas establecidas…

La Italia de Mussolini será la nación que de forma más activa se involucre en nuestro conflicto. Su marina participará en multitud de acciones, que de una forma tolerante podríamos calificar de corso, pero si nos atenemos a que entre ella y la República española no existía declaración de guerra alguna.

Invasión italiana

La segunda guerra de independencia contra la invasión de potencias extranjeras, leitmotiv recurrente de la propaganda de la República.

Tras las primeras descargas de armas soviéticas en los puertos republicanos del Mediterráneo, las autoridades rebeldes se dirigieron a Roma con un exagerado temor, con objeto de aumentar la ya por entonces cuantiosa ayuda del Duce a la causa.

Adicionalmente, Mussolini estableció una intensa vigilancia en el canal de Sicilia con la 2ª escuadra de cruceros (Bernotti) apoyada por varias escuadrillas de destructores. De igual forma, un nutrido número de submarinos zarpó en secreto a operar en aguas españolas.

Estos navíos, tripulados al completo por italianos, llevaban a bordo a un oficial español, para que, en caso de ser interceptados por algún buque de las cándidas democracias occidentales, parlamentase con las dotaciones de control y les convenciera de su nacionalidad española. Tan convencidos estaban los rebeldes de la originalidad de su memez, que en la mayoría de obras de su tendencia, leemos sin tapujos: ¡submarinos legionarios !Vaya que este cuerpo de mercenarios creado  en  las  terribles  guerras  de  Marruecos,  por  arte  de  birlibirloque, poseía de pronto trimotores, destructores, submarinos, artillería pesada, cazas, tanques… y a la cabra Lucerita!

En la primera oleada vinieron: Naiae (Vocaturo), Sciesa (Jannuci), Topacio (Caputti), Torricelli (Zarpellon), Otaria (Mirone), Ciro Menotti (Moccagata) y el Pietro Calvi (Longobardo).  Entre sus primeras fechorías destacan el torpedeo del mercante Navarra, así como el del crucero Miguel de Cervantes en aguas de Cartagena el 22 de noviembre de1936, el cual pasará pasará gran parte de la contienda reparando sus graves averías, así como el hundimiento del mercante Delfín.

All’ ovest di Sorrento

En julio de 1937 se reclama nueva ayuda naval con la excusa, totalmente falsa,  de un masivo envío de armamento soviético. ¡Su falsedad es algo totalmente obviado por los historiadores del régimen, que aprovechan cualquier bulo para justificar sus tres largos años de tediosa cruzada. ¡Uno de los más acérrimos del régimen, textualmente define el variopinto armamento de las primeras brigadas internacionales que entraron en línea en el frente de Madrid, la XII y la XIII, como “galáctico”! ¡Alguien debería estudiar la obsesión de la caverna a calificarlo todo de “galáctico”!

El Duce, una vez más, movilizo a su Regia Marina, esta vez incluyendo a los buques de superficie. Ello nos da una idea fehaciente de lo bien pagados de sí mismos que estaban los totalitarismos de la época y el miedo, por no decir terror, de la ingenua  Europa de los prohombres a verse involucrada en un conflicto  ¿Cuatro años de ocupación nazi? Pasan que ni te enteras, luego ya vendrán los yanquis a sacarnos las castañas y ya habrá tiempo en la postguerra de tildarlos de imperialistas…

Victoria en Europa

Victoria en Europa.

Previamente a esta movilización ya se habían  producido  varios  hundimientos por  submarinos desconocidos o “piratas” ¿Corsarios berberiscos? No hacía falta tener muchas luces para deducir qué potencia poseía en cantidad y calidad este tipo de naves… Entre las naves perdidas destacan los mercantes Cabo de Palos, Ciudad de Barcelona y Granada. La solución fácil es adjudicárselos al General Mola y al General Sanjurjo, submarinos italianos que habían sido cedidos a los rebeldes, pero esto es algo demasiado manido y ya utilizado en los buques de superficie, como veremos a continuación.

Agosto vantaggioso

Tal fue la intensidad de los ataques que durante el mes de agosto la navegación por el Mare Nostrum quedó prácticamente interrumpida, y en infinidad de puntos operaron simultáneamente submarinos, barcos de superficie y…. aviones ¡Si Jack Sparrow levantase la cabeza!

El 5 de agosto, aviones desconocidos atacaron en el canal de Sicilia a los mercantes soviéticos Vorochilov, Neva, Kerch Terek y Tichiarine, obligándoles a buscar refugio en la base francesa de Orán.

El 6 de agosto, el mercante francés Yabal Amour recibe la visita de los filibusteros alados, así como los petroleros ingleses Harpa y British Caporal y, cosa curiosa, los mercantes italianos Montrosa y Mongolia ¿Riñas entre tifosi?

Durante las siguientes jornadas, los italianos hundirán al Campeador a 15 millas de cabo Bon (Túnez) y se atreverán incluso a hostigar al destructor británico Foxhound. El mismo día 12, el  submarino Rubino (Garino) torpedeó al destructor republicano Churruca que a duras penas pudo alcanzar la base de Cartagena. El día 13, se apresarán los mercantes Blanick, yugoeslavo, el danés Oled, así como el danés Edith, que fue echado a pique, al igual que el español Conde de Abasolo, hundido por el submarino Ostro (Capone).

DD Churruca

Destructor de la clase Churruca.

El día 15, era el petrolero panameño de 12.000 tm Geo McKnight el echado a pique por el destructor Freccia (Pachiarotti) y el español Ciudad de Cádiz corría la misma suerte a manos del submarino Ferraris (Lusena).

El 18 el mercante español Aldecoa pudo zafarse de un siniestro destino gracias a su gran velocidad, no así el Armuro, torpedeado por el incansable Ferraris. Dos días más tarde, el mercante inglés Noemi sufría un ataque aéreo. La última semana del mes, serán atacados el español Ciudad de Reus, los ingleses Bonford y Cap Luis y el francés Theophile Gautier.

A punto de terminar el mes, son hundidos el soviético Timiryazev frente a las costas griegas: 35 hombres y 2 mujeres lograrán alcanzar la dársena de El Pireo, rescatados por el destructor Turbine. Otro buque soviético, el Blagoev, será hundido por el submarino Stembrino (Manca).

Septiembre se abrió con una serie de resueltos ataques: el día 2 le tocaba el turno al destructor inglés Havock, atacado por el submarino Iride (Borghese). El petrolero de igual nacionalidad Woodford era hundido frente a Benicarló por el submarino Diaspro (Mellin).

El Woodford

El petrolero británico Woodford.

Todos estos ataques y hundimientos provocarán airadas protestas tanto en Londres, sede del comité de No Intervención, como ante las autoridades fascistas en Roma. Estas salieron rápidamente al quite afirmando que estas acusaciones eran “totalmente arbitrarías”. Los  numerosos supervivientes que dieron testimonio disentían de forma pública y notoria de la cínica “arbitrariedad”: Ninguno de los náufragos, como era de esperar, fue rescatado por sus agresores ¡Juventud, simpatía y buen humor! A instancias de Gran Bretaña, se convocó la conferencia de Nyon, que de momento paró el aluvión de violaciones a las Leyes Internacionales de Navegación.

Submarino Torricelli

El Torricelli posteriormente General Mola.

En el trascurso de este azaroso verano los mercantes italianos Barletta y Adriático fueron armados como cruceros auxiliares, tomando los nombres de Río y Lagos. Con mando y tripulación italianos, pero con un pequeño trozo de presa español, el cual se encargaba de inspeccionar carga y documentación de los buques que interceptaban. De esta forma se salvaban las apariencias, pero que a estas alturas sólo un lerdo profundo podía darle crédito. El primero apresó al petrolero Burlington y el segundo al mercante Mar Negro.

Costa rossa

Las unidades de Alta mar de la flota italiana también hicieron acto de presencia, bombardeando los puertos e industrias del litoral republicano. De nuevo las ocurrentes fuentes rebeldes adjudicarán estas acciones a sus propios cruceros (Baleares, Canarias y Almirante Cervera): en  un ejercicio épico de ubicuidad que podría recibir el nombre de Operación: En misa y repicando, tratan de hacernos creer que uno de estos cruceros estaba a primera de la noche capturando un mercante en el Cabo de Creus (Gerona) y a primera hora de la mañana apoyaba las acciones terrestres de la conquista de Málaga…!Los saltos espacio-temporales no tenían secretos para Franco y su gente!

El primer bombardeo sobre Barcelona desde el mar tuvo lugar el 9 de febrero de 1937, efectuado por el submarino Torricelli tirando desde la superficie con su pieza del 10,5. Disparó una docena de disparos sobre las instalaciones portuarias y los petroleros Campeador y Zorroza, sin resultados de importancia.

El 13 del mismo mes, a las 22:00, se produjo otro ataque de mayor intensidad: su objetivo era la fábrica de motores de aviación Elizalde, sita en la calle Córcega esquina con Bailén de la  ciudad condal. El ataque causó una quincena de muertos y numerosos heridos entre el vecindario de Gracia y el Eixample. Su autor fue el crucero ligero italiano Eugenio di Savoia.

E. di Savoia

El incrociatore Eugenio di Savoia.

Al día siguiente, los cruceros italianos Montecuccoli Duca d´Aosta bombardearon los puertos de Valencia y Sagunto, repitiendo la acción la noche siguiente.

Sabore di sale

Los buques italianos, de forma unilateral, realizaron acciones bélicas contra las costas y los buques de una nación con la que no sólo no estaban en guerra, sino con la que mantenía relaciones diplomáticas. También efectuaron bloqueos en alta mar contra buques neutrales, vulnerando las normas estipuladas por el Derecho Internacional Marítimo. Todos estos actos fueron cometidos por tripulaciones uniformadas y  mandos regulares. Ni siquiera los buques llevaban el más mínimo enmascaramiento u ocultamiento de su nacionalidad.

En razón de ello, podríamos decir que estos buques estaban provistos de una “patente de corso”. Lamentablemente, el corso había sido abolido de facto y universalmente en París el 16 de abril de 1856. El  ministro soviético Litvinov declararía en Londres a tenor de esta crisis que “Un Estado europeo está dedicándose deliberadamente a la piratería organizada”.

Ciudad de Barcelona

La motonave "Ciudad de Barcelona" hundida frente a las costas catalanas en mayo de 1937 con gran pérdida de vidas humanas.