News

Pàgina 1 de 31  > >>

abr 20, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Breve ludografía de la campaña de Siria-Líbano, 1941
abr 10, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo histórico
mar 19, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo
Noticias
 

El Reich de Extremo Oriente

Al inicio de la Gran guerra (1914-1918), Japón, fiel a su alianza con Inglaterra (y a sus intereses), envío el 15 de agosto de 1914 un ultimátum a Alemania, dándole la opción de retirar todos sus navíos de aguas japonesas y chinas, así como de entregar la plaza de Tsingtao (actual Qindao), el territorio de Kiaochow en la península china de Shantung que los alemanes habían arrendado por un siglo al gobierno chino. Al no recibir respuesta alguna, Japón declaró la guerra el 23 del mismo mes. Cuatro días más tarde, se iniciaba el bloqueo marítimo de la bahía de Kiaochow. El propio Káiser Guillermo II declaró que “Me avergonzaría más rendir Tsingtao a los japoneses que Berlín a los rusos”.

litografía japonesa sobre la batalla de Tsingtao

Litografía japonesa de la batalla.

La colonia alemana contaba con una guarnición de 6.000 hombres, incluyendo 2.500 reservistas al mando del  capitán de navío Alfred Mayer Waldeck, en  su mayoría artilleros servidores de las piezas costeras y de   los  fuertes del exterior,  siendo  el  resto  batallones  de  infantería. Entre las unidades alemanas destacaban dos compañías de ametralladoras pesadas, cinco compañías de infantería de marina, un escuadrón de caballería, un aeroplano Aviatik pilotado por un tal Gunter Plüschow (cuya historia merecería una película) y los navíos que von Spee no se llevó consigo en su singladura rumbo a Alemania por la antigüedad o escaso radio de acción de los mismos: los cañoneros Tiger, Vaterland, Otter, Tsingtao, Luchs, Iltis y Jaguar, además del crucero austríaco Kaiserin Elisabeth, el torpedero S-90 y otras unidades menores.

SMS Kaiserin Elisabeth

El crucero protegido SMS Kaiserin Elisabeth (1906).

La primera línea de defensa se encontraba a 25 Km de la plaza, en Hikikau; tras ella, una extensa planicie y a continuación se encontraba la segunda línea a 7,5 Km del casco urbano, dominado por suaves colinas, siendo claves de la misma las posiciones fortificadas Moltke, Iltis y Bismarck.

El ejército expedicionario japonés, al mando del teniente general Mitsecomi Kamio, contaba con la 18ª división compuesta por las Brigadas de infantería 23ª (Orichi) y 24ª (Yamada), con una brigada de infantería adicional (29ª, Yohojí), así como los regimientos de artillería Miyama y Yokosuka, los batallones de artillería pesada Simonoseki y Tadanumi, destacamentos de aviación y de artillería de infantería de marina. La armada, al mando del vicealmirante Sato, se componía los viejos cruceros ex rusos, botín de guerra de la victoria de 1905: Iwani, Tango y Suwo, además de los cruceros ligeros Tone, Yakumo, Tokiwa e Iwate y tres flotillas de destructores. La aportación británica, que llegaría al teatro de operaciones el 23 de septiembre procedentes de  Tientsin (actual Tienjin), fue el 2º Batallón de los South Wales Borderers y el 36º Batallón Sikh al mando del general Barnardiston y el acorazado Triumph junto a los destructores Usk, Kennet y otras unidades ligeras.

Suwo ex Pobeda

El Suwo, ex-Pobieda, buque insignia de la flota japonesa en Tsing Tao.

Bloqueo y asedio

Un primer desembarco de  tanteo es llevado a cabo a 130 Km al norte de la plaza fuerte, en la bahía de Lungkow, mientras el grueso de las fuerzas expedicionarias desembarcaban en Laoshan, a sólo 25 Km de las líneas alemanas el 18 de septiembre, empleando diez días para vencer la ligera resistencia de las avanzadillas de los defensores. El 24 de septiembre Japón pierde el destructor Shirotaye al encallar en unos bajíos a la que hay que añadir la pérdida del crucero Takachiko al chocar con una mina en la bahía en las jornadas previas de dragado de minas en la bahía. El 28 de septiembre la artillería de asedio ya en posición tras las últimas jornadas de lluvias torrenciales y da comienzo el sistemático bombardeo, secundado por las piezas de la flota combinada. El fuego de contrabatería alemán logra alcanzar al acorazado británico pero sin causar daños de importancia.

Tsingtao 1914

El asalto a la segunda línea se produjo a continuación, entre los ríos Paisha y Lisun, siendo rechazados y contraatacados con contundencia, obligando a los asaltantes a retroceder una docena de kilómetros. Los alemanes aprovechan la ocasión para adelantar sus piezas y castigar el flanco derecho enemigo hasta que se ven obligados a regresar a sus emplazamientos iniciales debido a la acción de la artillería y la aviación naval japonesas, que también castiga la ciudad, instalaciones portuarias y navíos fondeados en la rada.
Wakamiya, Tsing Tao 1914
El buque de apoyo a hidroaviones Wakamiya, que llevó a cabo los primeros ataques de aviación naval de la historia contra posiciones alemanas en septiembre de 1914.

El día 29 los japoneses vuelven al asalto, tomando Tsinanfu y capturando las primeras piezas alemanas y su parque de munición; el consiguiente contraataque alemán, con el apoyo de artillería de campaña y naval y el apoyo del avión de Günter, será rechazado con graves pérdidas en ambos campos.

Japoneses en Tsingtao

El día 3 de octubre, es tomada la vital estación ferroviaria de Chantung, y cinco días más tarde el resultado de la batalla parece ya decidido, al centrar la artillería japonesa sus tiros sobre la colina del Príncipe Enrique que es laminada y tomada en un asalto general encabezado por el propio Kamio; pronto su nueva guarnición la artilla a conciencia. El general japonés concede el día 15 salvoconducto a los civiles para abandonar la plaza, que se efectúa de inmediato con los neutrales en vanguardia y el cónsul norteamericano a la cabeza ¡Barras y fugetas! un clásico.

Fortaleza costera de Tsingtao

Fortaleza costera de Tsign tao (Col. del autor)

Ataque general

El 16 de octubre de 1914, la flota combinada emprende un bombardeo indiscriminado contra los fuertes Iltis y Káiser en combinación con la aviación. La noche del 19 de octubre, el destructor Jaguar abandona en silencio la rada para bordear el litoral chino; en su huida encontrará el viejo crucero enemigo Takashio, al cual echará a pique junto a 243 tripulantes con una andanada de tres torpedos; finalmente al no encontrar ningún puerto de acogida, es hundido por su tripulación. El 2 de noviembre, es barrenado el crucero austríaco.

infantería de marina preparada para contraatacarInfantería de marina alemana preparada para contraatacar

El primer día del mes de noviembre, el viejo acorazado Triumph reduce a escombros el fuerte Bismarck con sus cañones de 30cm; a partir de ese momento sólo responderá al fuego devastador el fuerte Huichuan. El arrasamiento del Iltis y del Alsia tras un ataque banzai del general Ioshimi, captura 800 prisioneros en la jornada.

A las 01:40 del día 7 de noviembre, las fuerzas japonesas con un destacamento británico agregado al mando de Yamado asaltan el núcleo urbano a las 05:10 apoderándose de las ruinas de los fuertes todavía no tomados como el Moltke y puntos principales. A las 07:50 ha finalizado toda resistencia…

Los japoneses perdieron 1.750 hombres, los ingleses algo menos de un centenar, mientras los alemanes algo menos del doble de sus oponentes; el resto permanecerá prisionero en Japón hasta 1920, aunque el modélico tratamiento que recibieron no tuvo nada que ver con el que tendrían que soportar los prisioneros americanos o británicos durante la Segunda Guerra Mundial.

 

La flota del Conde

Para evitar quedar atrapado en China, el almirante Maximilian Conde (Graf) von Spee, parte de Tsing Tao el 6 de agosto, con los cruceros Scharnhorst, Gneisenau, Bremen, Leipzig y Nümberg llegando a las Marianas a finales de mes para abastecerse de carbón y agua. El 10 del siguiente mes destruye la estación de radio de Samoa; dos semanas más tarde hará lo propio con la francesa de Papeete.

Tratando de alcanzar el Atlántico previa escala en Chile, donde habitaba una nutrida colonia de compatriotas (en Valparaíso se embarcarán abundantes civiles para reforzar a las tripulaciones, sin saber que iban a una muerte segura) se abastece de nuevo en la isla de Pascua de mano de un comisionista inglés, ignorante del estallido del conflicto; no es la primera vez que sus buques son agasajados por enemigos británicos…

El 1 de noviembre logra la contundente aunque intrascendente victoria de Coronel hundiendo dos buques ingleses y ocasionando 1.440 muertes sin acusar ninguna propia. La feroz persecución enemiga le alcanza el 8 de diciembre en las atlánticas Malvinas, falleciendo el conde junto a dos de sus hijos; los supervivientes son escasos y sólo el Dresden (gemelo del Emden) consigue huir de la hecatombe gracias a su superior velocidad. Consigue ocultarse en los fiordos de la Patagonia Chilena, pero será hundido el 14 de marzo de 1915 en la batalla de la isla Más a Tierra. La mayor parte de la tripulación fue internada en Chile por el resto de la guerra.

 

Singladura escuadrón alemán del lejano Oriente

Singladura de los cruceros alemanes, 1914-1915 (clic para ampliar).

El cisne de Oriente

El crucero ligero Emden, construido en Danzig 1908, contaba con una notable autonomía (6.000 millas) lo cual le hacía especialmente indicado para la guerra de corso. Partió de Kiao chow, con una tripulación de 394 hombres al mando de von Müller, camuflado para parecer en la lejanía un buque de guerra inglés. Su singladura y devenir marcarán una de las epopeyas bélicas más míticas del siglo pasado. En el corto período de siete semanas hundirá 70.000 Tn de las flotas de la Entente.

Emden

Crucero ligero Endem, gemelo del Dresden.

Entre sus múltiples apresamientos se encontraban cargamentos de carbón, especias. Caballos, cerveza, caucho, ganado y un largo etc. Su devenir  ha sido el marco de una abundante bibliografía, a caballo entre lo bélico y la aventura, con un despliegue de caballerosidad más propio de las guerras del XVIII que de la era industrial. A modo ilustrativo, resumimos en la acción de Penang en Malaca del 28 de octubre de 1914: aprovechando la oscuridad, el Emden se adentra en la rada de Georgetown. Los vigías lo confunden con un crucero inglés o japonés, pero una andanada de torpedos que parte en dos al crucero ruso Yemshung, les saca de su error; sin perder tiempo, se lanza sobre el francés Iberville, pero la alarma y el aumento de presión en las calderas de los abundantes navíos adversarios le llevan a abandonar la caza. No obstante el pequeño destructor galo Mousquet (Terine) carga sobre el teutón como un juramentado marino; el resultado no puede ser dudoso ni para el más entusiasta: tras una andanada del Emden 45 franceses se hunden en las oscuras aguas. Müller se desvía para recoger a los supervivientes, en su mayoría heridos. Entre los escasos oficiales franceses se encuentra Carrisan herido de gravedad; se negará a ser atendido hasta que el último de los marineros haya sido curado. El 29 de octubre es capturado el Newborn, se le dejará seguir su rumbo a Sabang a cambio de acoger a los bravos franceses y desembarcarlos para recibir los cuidados necesarios en su destino.

Finalmente el muy superior crucero australiano Sydney que escoltaba un convoy de tropas a Europa, lo intercepta el 9 de noviembre en la isla de los Cocos, en el Índico. En el combate perecerán 142 alemanes y 4 australianos; entre los prisioneros se encuentran Müller y un príncipe Hohenzollern que permanecerán cautivos en la isla de Malta hasta 1919.

La nota de honor final la protagonizará el jefe del trozo de desembarco, Hellmuth Mücke, que había tomado tierra para destruir una estación telegráfica y que tras presenciar el desigual combate se apodera de la goleta Aixa, con la que pasan a la Sumatra holandesa donde se les niega toda ayuda. Prosiguen su singladura y contactan en las Maldivas con el mercante alemán Choising, que les llevará a efectuar un desembarco nocturno en Hoddeida (Yemen) dónde tras numerosas escaramuzas con bandoleros beduinos (un siglo más tarde, la zona sigue estando infestada de bandoleros) contactarán con fuerzas regulares turcas que los trasladarán a Estambul.

Mar revuelto, ganancia de carniceros

Ausente la flota alemana del Pacífico, la ocupación nipona de los archipiélagos de las Carolinas, Palaos, Marshall y las Marianas (Excepto la isla de Guam y de Wake de posesión norteamericana) fue cosa fácil.

La agresiva actuación de los sumergibles germanos (entre sus víctimas estuvo el propio acorazado Triumph, veterano de Tsingtao que fue hundido frente a las costas de Gallipoli por el submarino U-21) motivó en 1917 el envío de unidades de la flota japonesa al mar Mediterráneo. Fue la única flota asiática que operará en este mar a lo largo del siglo XX, donde realizó misiones de escolta de los buques que partían al continente europeo desde Suez. El gobierno japonés aceptará a cambio del apoyo diplomático de posguerra para conservar sus ganancias ¡Entre pillos anda el juego! Así, llegará a través del mar Rojo la flota del vicealmirante Sato con el crucero Akashi y doce destructores con base principal en Malta y secundarias en Corfú Salónica, Brindisi y Port Said, permaneciendo en el Mare Nostrum hasta el fin de las hostilidades.

HMS Triumph (1903)

El HMS Triumph (1903).

En 1922, el Imperio Japonés tuvo que devolver Tsing Tao a China ante las frecuentes reclamaciones de esta en los organismos internacionales. Japón, al igual que otras naciones de segunda fila de la Entente como Italia salió sumamente defraudado del conflicto por la avaricia de Gran Bretaña y Francia, auténticos repartidores del colosal botín territorial de los Imperios Centrales. Tras relamerse las heridas del rencor pronto empezará el afilamiento de bayonetas. La obra más leída en  el Sol naciente de la década de los 20, llevaba el profético título: Nuestra próxima guerra con los Estados Unidos ¡A buen entendedor o con más acierto: A buen lector...!

Cañón del Emden

Cañón de 105mm del Emden que se conserva en Hyde Park, Sidney, Australia.

Bibliografía

La Marina, de Trafalgar a nuestros días, VVAA, Delta.

Historia naval de la gran guerra, Mateo Mille, Inédita.

Historia militar de la primera guerra mundial. Felipe Quero, Sílex

Episodios de la guerra europea, Julián Pérez, Editorial Alberto Martín.

Atlas de la primera guerra mundial, Martin Gilbert, Akal.

La guerra de 1.914, Guillermo Ocken, Montaner y Simón editores.

La primera guerra mundial, H.P Willmott, Inédita.

Japón: Los años de triunfo, Louis Allen, Nauta.

Ludografía

The Kaiser's Pirates, James Day, GMT (2007). Sistema con motor de cartas, que ofrece  la horquilla de uno (solitario) hasta cuatro jugadores, con la característica que cada uno de ellos ejerce de comandante de algunos de los corsarios del Emperador y a su vez de las unidades de la Entente encargadas de darles caza mientras esto cobran sus presas “mercantes vitales para el esfuerzo bélico”. Traducido, tiene una alta jugabilidad y adicción.

Cartas de barcos

Algunas cartas de barcos de The Kaiser's Pirates (GMT 2007).

Emden vs Sydney, Minden Games. Simplista sistema que simula la batalla de los Cocos que tuvo como resultado el hundimiento  del conocido  crucero; publicado  en  las  Panzer  Digest Convention  Special (Summer 2010).

Salvo II, Michael Scott, 3W. Con  un  reglamento de 12  páginas y  provisto de fichas genéricas trata de simular lo escasos enfrentamiento navales de la Gran Guerra de una forma efectiva, que no realista, que recuerda de una forma desagradablemente sospechosa al juego Dreadgnought de SPI del lejano 1.975.

The Far Seas

Mapa de The Far Seas (S&T/3W, 1989).

The Far Seas, Martin Anderson, 3W (1989). Simulaciones de las operaciones de los corsarios alemanes por todo el globo. Incluye fichas para simular las operaciones del escuadrón del Lejano Oriente de von Spee en el Pacífico y en el Atlántico.

The Pursuit of von Spee. Enric Grenier, Grenier Games, 2008. Juego naval en el que el alemán (al mando del escuadrón de von Spee) debe sobrevivir el mayor tiempo posible y hundir todos los mercantes que pueda, mientras que el británico debe impedírselo.

imagen Pursuit of Graf Spee

Imagen de The Pursuit of von Spee (boardgamegeek)

Great War at Sea: Cruiser Warfare (M. Benninghof, B. Knipple, Avalanche Press, 2004) incluye un escenario sobre el escuadrón de von Spee en el Pacífico.

Batalla de las Falklands 1914

El escuadrón de von Spee intenta escapar de los británicos.

In the Trenches: Rising Sun. John Gorkowski, Tiny Battles, 2016. Extensión del juego Rising Sun para simular el asalto anglo-japonés del enclave de Tsingtao. Simulación a escala táctica (pelotones) de combates en un mapa hexagonado (100 yardas /hex).