News

Pàgina 1 de 31  > >>

abr 20, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Breve ludografía de la campaña de Siria-Líbano, 1941
abr 10, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo histórico
mar 19, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo
Noticias
 

Las unidades (3ª parte): la Guardia Imperial

Soldados del Negus

El ejército etíope que defendió su país contra la invasión italiana tenía más en común con una hueste de guerreros medievales que con un ejército moderno bajo un mando unificado. Los ejércitos eran sobre el papel comandados por el emperador, o Rey de Reyes (Negus Negusti), Haile Selassie, pero la realidad era que cada noble, o Ras, hacía lo que le parecía. Estos ras comandaban sus fuerzas como mejor les parecía y tan sólo obedecían las órdenes del emperador si así les parecía bien, con lo que el emperador tenía una capacidad limitada de coordinar las operaciones de las diferentes levas tribales. De hecho, dos de ellos, Ras Kassa y Ras Mulugheta, eran rivales que operaban independientemente el uno del otro.

Comandantes etíopes

No obstante, el Emperador también tenía una fuerza más pequeña pero más moderna. En marzo de 1934, un año antes de la invasión italiana, 3.000 tropas etíopes equipadas a la occidental desfilaron ante su emperador, quien hizo entrega al comandante de tales tropas con un estandarte que mostraba el León de Judea. Se trataba de la Kebur Zebagya, o “Guardia de Honor” la unidad sobre la cual el Emperador pensaba basar el futuro ejército etíope. Entrenados por oficiales belgas, contaban con tres batallones de infantería, tres compañías de ametralladoras, dos baterías de artillería y un escuadrón con grandes monturas importadas de Australia. Los soldados disponían de armas y equipos de tipo occidental, con la única excepción de las botas: el emperador había prohibido expresamente el uso de botas, por lo que marchaban y combatían descalzos, a fin de no perder “sus capacidades nativas de marcha”.

Guardia Imperial Kebur Zebagnya

Los guardias imperiales tenían su cuartel general de Addis Ababa, pero el Nuevo Sistema militar debía expandirse a las provincias. Tras la llegada de una nueva expedición de oficiales belgas, comenzaron a formarse en Harar dos nuevos batallones de infantería con unidades de apoyo (un escuadrón de caballería, otro de camellos y otro de coches blindados). Otro batallón debería formarse en Dessie, y un cuarto en Yirgalem, en Sidamo.

El emperador mantuvo los tres primeros batallones de guardias en la capital hasta prácticamente el final de la campaña, pues veía a dichas tropas más como su cuerpo de guardaespaldas y garantía de su poder que como una fuerza de combate. Tan sólo cuando los italianos estaban a punto de conquistar su capital se decidió a librar una última y decisiva batalla, siguiendo la tradición de otros emperadores etíopes como Menelik en Adowa (1896) o Teodoro en Magdala (1868): debía vencer en una batalla definitiva o morir en combate.

Guardia Imperial

Esta batalla fue la última resistencia a la desesperada en Maychew o Mai Ceu, en mayo de 1936, lanzando un ataque frontal en masa, “con supremo desprecio del peligro” como lo describirían sus adversarios. Los guardas, al carecer de oficiales y suboficiales entrenados a la occidental, seguían combatiendo al modo tradicional etíope. Esto podría haber sido diferente, si la academia militar establecida por oficiales suecos el verano de 1934 hubiera podido crear una primera generación de oficiales formados a la occidental. El curso de entrenamiento debía durar 16 meses, pero la historia se interpuso y la invasión italiana puso fin al entrenamiento de los cadetes. Tras la caída de Addis Ababa, la mayoría de los guardias y cadetes se unieron a las guerrillas, combatiendo hasta ser capturados o muertos o hasta la invasión aliada de 1941.

Tras el retorno del emperador en 1941, la Kebur Zebagna fue reformada, recibiendo entrenamiento de oficiales suecos. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, los hombres de la Guardia Imperial combatirían en la Guerra de Corea, formando el batallón Kagnew.

Simular la Guardia Imperial

En el escenario 1935-1936, las unidades de la guardia imperial son mantenidas en o adyacentes a Addis Ababa, y no pueden ser activadas hasta que los italianos se encuentren a cierto número de hexes de la capital etíope, o al menos hasta que hayan pasado un mínimo de cuatro turnos. No obstante, uno de los batallones de guardias, el que fue formado en Sidamo, puede participar en las operaciones desde el comienzo, como ocurrió históricamente. Con la excepción de este único batallón, las unidades de la guardia sólo pueden ser activadas por el Negus y son las únicas unidades que pueden cooperar (apilar y combatir) con las levas tribales comandadas por otros líderes etíopes.

banner Lion of Judah