News

Pàgina 1 de 31  > >>

jun 6, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
La División Azul, 1941-1943
abr 20, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Breve ludografía de la campaña de Siria-Líbano, 1941
abr 10, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo histórico
Noticias
 

Okinawa: bosques marchitos

Por Enric Martí

Bajo el gélido nombre en clave de Operación Iceberg se enmascara la campaña más sangrienta del frente del Pacífico;  ciertamente otras  coordenadas geográficas suenan con dramatismo  en  la  psique común (Iwo Jima, Guadalcanal,  Leyte), pero en ninguno de ellos la lucha fue tan encarnizada y sin atisbo de cuartelpor tierra, mar y aire.

El  domingo 1º de abril de 1945 una  flota  compuesta de 40 portaaviones, 18 acorazados,  200 destructores y centenares de buques  menores  hasta  sumar un  total de más de 1.300 naves enfilan sus proas hacía el archipiélago de Nansei-Shoto.  Las  tropas de desembarco  están compuestas por el 10º ejército  al mando del general Simón Bolívar Buckner, que comprendía el 3º cuerpo anfibio del general Geiger, con la 1ª, 2ª y 6ª Divs. de marines, y el  24º cuerpo del  U.S Army  al mando del general  Hodge, con  las  divisiones  7ª ,  27ª , 77ª  y 96ª  Divs.  de  infantería,  manteniendo  en  reserva  la  81ª  Div.  de  infantería.  La  llegada  a  tierra, previa una devastadora cortina de fuego, es orquestada por el vicealmirante  Richmond Turner y se  produce  sin contratiempos  y  sin la menor respuesta por parte japonesa.

Okinawa map

Mapa de la batalla

Las conquista de Okinawa e islas adyacentes es la lógica consecuencia del imparable avance norteamericano: su suelo será una base ideal para las fortalezas volantes B-29 e impedirá las comunicaciones de la metrópoli con las desabastecidas guarniciones del sudeste asiático, además de ser un trampolín  para la proyectada invasión del Japón planeada en varias fases: la primera será la conquista de la isla de Kiushu, planeada para el 1º de  noviembre  de 1945 (Operación Olympic).

La defensa de Okinawa  estaba asignada  al  general Mitsuru Ushijima y  su  jefe  de  Estado Mayor el general Isamu Cho, al mando del 32º ejército y de unos 40.000 milicianos reclutados in situ y guarnecidos por la mayor dotación de artillería emplazada por el Japón hasta el momento. Por el contrario, el material blindado consistía en sólo 30 carros ligeros de dudosa utilidad.

Japanese medium tank

Carro medio japonés (foto autor)

El recibidor del Infierno

La previsión de la operación es que no se alargue más de un mes, dejando de lado la tenacidad del soldado japonés,  su número ha sido estimado  por  el  mando aliado  en  la  mitad  de  los realmente  desplegados  y  la determinación  de las autoridades niponas de emplear todo lo que tenga a mano para causar el mayor número de bajas al enemigo, destacando en su cometido los pilotos del viento divino (kamikazes).

A tenor de lo anterior, no bien  comenzado las  operaciones  de  acercamiento  a  las   playas,  un kamikaze impacta contra el Indianápolis,  acto seguido un segundo lo hace en el Adame, el  Murray es impactado con un torpedo, mientras el Skylark salta por los aires al chocar con una mina: es el sórdido preludio de esta larga y terrible campaña (Operaciones kikusui, crisantemo, es decir, operaciones suicidas masivas).

Kamikaze

Kamikaze bajo el fuego.

El día 6 la resistencia japonesa ya es en firme alrededor de la colina  denominada el  Pináculo,  es la primera estribación de la línea fortificada  Shuri, mientras  la marina, acercándose todo lo posible al litoral, bombardea sin pausa todo metro cuadrado de terreno. La primera respuesta al rayar el alba es el ataque  de  diez  kamikazes, derribados con premura  por los cazas aliados: a primera hora de la tarde 182 aparatos provenientes de los cuatro puntos cardinales se lanzan a un vuelo sin retorno, resultado 3 barcos hundidos y 9 más seriamente averiados.

Operación Ten-go

El 6 de abril de 1945, una formación naval japonesa compuesta por el superacorazado Yamato, el crucero Yahagi y  una escolta de 8 destructores abandona el fondeadero de Tokuyama al mando del almirante Ito: su objetivo es alcanzar la costa de Okinawa y encallar en la misma,  actuando como fortaleza ad hoc y apoyando la resistencia con su temible artillería principal y secundaria; una vez que el casco quede inutilizado, su dotación, provista de armas de infantería, debería enlazar con la guarnición de la isla y servir como refuerzo de la misma.

Battleship Yamato

El Yamato (foto coloreada)

La misma tarde de su salida son descubiertos por los submarinos Threadfin y Hackleback que oportunamente dan aviso del avistamiento. Al día siguiente a las 12:30 los aviones de la Task force 58 se lanzan sobre la escuadra.  A  las  14:23  el Yamato, el Yahagi y los destructores Asashimo, Isokaze, Hamakaze y Kasumi se han ido a pique; la  marina imperial ha contribuido con 3.655  hombres, incluido su almirante, al macabro tributo de sangre. Los cuatro destructores sobrevivientes no son acosados para que puedan recoger los escasos sobrevivientes que no han sido engullidos por sus ataúdes flotantes.

Yamato y Musashi

El Yamato y el Musashi

La cansina rutina de La Parca

El 11 de abril los Hijos del Cielo, logran averiar el mítico Enterprise y el Essex británico,  pero son los sufridos destructores del anillo de alerta lo que se llevan  la  peor parte.  Al  día siguiente, como siniestra procesión del funeral del Presidente Roosevelt es hundido el Abele y dañados los acorazados: Tennesse, Idaho, New Mexico así como los destructores Cassin Young y Jeffers, entre otros.

Kamikaze contra el Missouri 11 abril 1945

Un Kamikaze a punto de impactar contra el USS Missouri. Okinawa, 11 de abril de 1945.

En tierra, los marines han logrado despejar la parte Norte de la isla, pero el U.S Army está totalmente estancado en el Sur de la misma.  El  17 los japoneses hunden un destructor y varias unidades de desembarco, logrando impactar en el portaaviones Intrepid. Los marines se unen al ejército pero sus avances se miden en metros.

vehículo anfibio DUKW

Anfibio DUCK (Foto autor)

Prueba de la ferocidad de los defensores la tenemos en el ataque efectuado a finales de mayo por cinco aviones: cuatro son derribados por el fuego antiaéreo y la caza, pero el quinto  logra tomar tierra sin el tren de aterrizaje en una pista norteamericana; del aparato saltan una docena de hombres; antes de ser abatidos  logran destruir 7 aparatos, inutilizar a 26 más y dejan ardiendo un cuarto de millón de litros de combustible. El 27, los estadounidenses logran derribar 115 aparatos, pero sufren numerosos impactos en unidades menores y la pérdida del destructor Drexler.

 

Hacía el templo de Yazukuni

El código bushido establecía que todo soldado muerto con honor tendría un reposo dorado para su alma en el templo de la capital imperial; es de creer que en el longevo período de Okinawa, el recinto sagrado tuvo una inusual temporada alta. A últimos de mayo las bajas del 32º Cuerpo de ejército japonés alcanzan el 70 por ciento. Su jefe, el general Ushijima una vez perdido el punto fuerte de su línea, el castillo de Shuri, tratará de establecer una última línea de espaldas al mar.

Gen. Buckner en Okinawa

El General Buckner (el primero por la derecha), poco antes de caer abatido por la artillería japonesa.
18 de junio de 1945.

Lo evidente no es motivo para aflojar la diaria contribución de sangre: así, el 3 de junio, 75 kamikazes buscan la inmolación. Al día siguiente un tornado ocasiona numerosos daños en la flota. Cuando la climatología se calma, los japoneses impactan en el Louisville y el Mississipi. Cuando la lucha decae, el 18 de junio una salva de cañones antitanques de 47mm estalla de improviso en el puesto de mando americano: no se sabe si fue una esquirla de metal o de roca caliza, pero lo cierto es que Buckner, jefe del 10º ejército, está muerto antes de tocar el suelo.

Anticarro japonés

Anticarro japonés (foto autor)

Tres días más tarde los generales Ushijima y Cho practican  la ceremonia  del seppuku (Hara  kiri), aunque en su búnker  hay vestigios de la explosión de pequeñas cargas, lo que lleva a la conjetura de que tal vez ambos oficiales se limitaron a acercar granadas de mano a sus cabezas y acto seguido tiraron de las anillas. A la mañana siguiente cesa la lucha.

Japón ha perdido 110.000 hombres, 16 navíos de alto porte y millones de toneladas de  buques mercantes, así como 10.500 aviones, EEUU lamenta la pérdida de 12.300 hombres, 36 navíos (Ninguno superior a destructor), además de 368 buques averiados y 770 aviones destruidos.

 

Batalla de Okinawa

Operaciones aliadas en Okinawa

Un gudari en Okinawa

El bilbaíno Leoncio Peña lucho en los frentes de Vizcaya, Asturias y Cataluña en el trascurso de nuestra guerra civil. Exiliado en Francia a últimos de 1939, embarcará  rumbo a la República Dominicana donde el komitern le ordenará volver al viejo continente e ingresar en el maquis antifranquista.

En su trayecto es detenido  en Norfolk (USA) por carecer de documentación: en este estado se encontrará el día de la infamia (Pearl Harbor): El ejército necesita hombres y él es reclutado en Nueva York e instruido en Fort Jackson, terminará la misma y debido a su deficiente conocimiento del idioma se le plantea quedarse en servicios auxiliares: Peña elige una unidad de combate.

El bautismo de fuego lo tendrá en Guam el 20 de julio de 1944  en el seno de la compañía G del 307º Regimiento de la 77ª Div. de Infantería.  En noviembre  participará  en  las duras luchas en Leyte (Filipinas): allí  perderá  a su amigo Ernest  Kozlowski, antiguo miembro del mítico batallón Lincoln de nuestra guerra. Por una ironía del destino, será enterrado en un pueblo filipino llamado Valencia.

El ya sargento Peña es recibido en el escenario de Okinawa por los letales kamikazes: su primera actuación es la conquista de la pequeña isla de Shima dónde es herido en un ataque banzai con un oficial japonés katana en ristre.

Tras la derrota del Mikado desembarcará en el  norte de Japón (isla de Hokaido) desde donde más tarde será repatriado, ostentando en su pecho las siguientes condecoraciones: una estrella de bronce por méritos de guerra, el corazón púrpura (Purple Heart) por las heridas en Leyte, y una hoja de roble (oak leaf cluster) para su corazón púrpura por las heridas recibidas en Shima. Sus hombres siempre estuvieron orgullosos y seguros de servir a las órdenes del resuelto sargento  español.  El alegaría más tarde con cierta timidez: ¡Los pacos (francotiradores) amarillos, no tenían fusiles automáticos, por eso yo me movía de un lado a otro a sabiendas que ellos sólo asegurarían el tiro sobre un blanco estático!

Bunker Hill en llamas

El USS Bunker Hill en llamas tras ser alcanzado por dos kamikazes, 11 de mayo de 1945. Quedaría fuera de combate por el resto de la guerra.

última modificación: 6 de junio de 2017