News

Pàgina 1 de 32  > >>

jul 7, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Se cumplen estos días 80 años de la batalla de Brunete
jun 25, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Ludografía: la División Azul
jun 6, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
La División Azul, 1941-1943
Noticias
 

Operación Exporter. La invasión de Siria-Líbano 1941

Dos hombres y un niño pueden hacer hoy lo

que requeriría una división en dos meses

General Arthur William Tedder

En abril de 1941, nacionalistas iraquíes, embrión del futuro partido Baaz de Saddam Hussein (Finado en el curso de la operación Paz duradera, vaya que no se puede ser más gafe eligiendo nombres…) se sublevaron contra el regente Abdul Ilahh y de inmediato solicitan el apoyo del Eje contra la presencia británica, emplazada fundamentalmente en: Bagdad, Nasiriyah y Basra (Basora). Una mezcla de interés y rapidez impide que la citada ayuda llegue a ser desequilibrante, a pesar de que unidades de la Luftwaffe pésimamente enmascaradas con insignias iraquíes lleguen a hostigar los refuerzos británicos (Habforce). El radio de acción de las mismas no llevaba a nadie a engaño pues era imposible que sus bases de partida estuvieran ubicadas en la recién ocupada isla de Creta: por tanto la lógica llevaba a apuntar al colaboracionista gobierno francés de Vichy por medio del almirante Darlan que no sólo cedía sus bases en Siria, sino que el propio puerto metropolitano de Toulon era origen de suministros y refuerzos del Eje con escolta naval gala y sin llegar a estas travesías por el Mare Nostrum; el general Henri Dentz proporcionó a los rebeldes a través de camiones con escolta de la Legion, 12 cañones, 200 ametralladoras y 20.000 fusiles…

He111 en Siria

Disimulando: personal de mantenimiento pintando insignias iraquíes en un He111.

El pasar por alto tan descomunal evidencia, y más con las correrías de Rommel por la Cirenaica, era sentenciar a muerte el vital canal de Suez y los todavía más ansiados por el Eje pozos de crudo de Mesopotamia. Por ello, la ocupación de los protectorados de Siria y Líbano no eran una opción sino una obligación. La cuestión era de dónde sacar tropas para su cometido; desde Londres se reclamaba que las unidades de la Francia Libre (De Gaulle) fueran empleadas en esta pequeña guerra civil, pero el cuartel general británico en El Cairo descartó de raíz tal posibilidad: el recuerdo del ataque contra Dakar (Senegal) todavía estaba muy vivo.

Sangre hermana

Los preparativos de la operación Barbarroja (Invasión de la URSS) ocasionan la pérdida de interés de Alemania por este teatro de operaciones. Aun así, De Gaulle siguió insistiendo, pese a que los franceses de Vichy no sentían ninguna simpatía por los humillantes alemanes, ni los de la Francia Libre las sentían por los británicos tras: Dunquerque y Mers el Kebir dónde el 3 de julio de 1940 la Royal Navy abrió fuego a traición sobre  los buques anclados en la rada, asesinando a 1.300 marineros franceses. A su vez, gaullistas y petainistas se tachaban recíprocamente de traidores.

La guarnición francesa englobaba la nada despreciable cifra de 40.000 hombres bien entrenados y armados con tropas coloniales reclutados en el Magreb, Senegal y Legión extranjera, con gran proporción  en esta última de ex republicanos españoles, en gran medida coaccionados a enrolarse bajo amenaza de ser entregados al gobierno español, dónde un felón general que había faltado a su juramento de lealtad a la República les  prometía: Paz, Piedad y Perdón, eufemismos que se resumen en: Paredón. Las tropas se componían de 31 batallones de infantería más 6 escuadrones de caballería, con un centenar de carros ligeros. El conjunto era apoyado por un número similar de piezas de artillería y 200 aeroplanos. Tres destructores y tres submarinos con base en Trípoli y Beirut protegían el litoral.

Las fuerzas estaban emplazadas en la frontera sur con núcleos de concentración en Beirut, Dimask (Damasco) y el macizo de Yabal Druso y los puntos fuertes de Izra, Shaik Miskin, Al Kunaitra, Deir al Zor y Alepo.

Por parte aliada, el general Henry M. Wilson dividió sus fuerzas en tres agrupaciones. De izquierda a derecha: 7ª Div. australiana (Lavarack) y el 3º Bon de fuerzas especiales; en el centro la 5ª Bda. india reforzada con unidades jordanas y a la izquierda la Div. de la Francia libre apoyada por la agrupación Collet; inferior en número total de hombres pero muy superior en aviones y medios navales (cinco cruceros y 8 destructores).

En las jornadas previas al ataque, De Gaulle, en su mundo paralelo, creía a píes juntillas que las tropas de Vichy no ofrecerían la menor resistencia y se pasarían en masa…a pesar de las evidencias negativas a tal proceder, se ordenó que oficiales con bandera blanca se acercasen a las fortificaciones fronterizas solicitando la rendición, en uno de ellos tras la parrafada de oficio el orador se dio cuenta de que el oficial defensor era un antiguo amigo de la academia militar de Saint Cyr; pero éste, a prueba de inadecuados sentimentalismos, ordeno tajante ¡Disparad sobre ese imbécil!

En la senda de Saladino

En la madrugada del 8 de junio de 1941 se iniciaba el avance en dirección norte partiendo de las posiciones británicas en Palestina-Jordania en torno al mar de Galilea y el Golán por la carretera dirección a Beirut vía Tiro y por vías del interior a Rayak y al Uad Litani. La resistencia fue inmediata y todo avance cosechaba su riguroso número de bajas. En la segunda jornada, el contingente indio logra ocupar una línea uniforme que abarca Shaik Miskin, Izra y Dará. Ese mismo día la motorizada Collet con apoyo británico ocupa Al Kunaitra, a poco más de 20Km de la capital siria.

Operación Exporter 1941

La invasión de Siria, junio-julio de 1941

El 11, las fuerzas francesas libres con los batallones de apoyo Rajputan y Punjab conquistan Kisua tras enconado combate;  también ocupan el aeródromo Mezza en las afueras de Dimask. Mientras, en la línea de costa ya están en Sidon, a escasos 30 Km de Beirut.

Los defensores, que hasta el momento habían utilizado una táctica dilatoria, pasan el día 14 a un valeroso contraataque que destroza al batallón Royal Own Fusiliers, capturando 600 prisioneros así como el cuartel general de la Transjordanian Force; los dos batallones indios al mando del coronel Jones que apoyaban a los franceses libres son  cercados en  Mezza, atrincherándose los últimos defensores en un enorme edificio apodado House ¡Qué originales! A la llegada de la columna de rescate aliada, sólo encontrarán heridos graves, moribundos y apilamientos de cadáveres…Pero su épica resistencia no ha sido en balde, pues han ganado tiempo para reorganizarse y posicionarse en torno a la capital  califal, que cae el día 21 siendo declarada ciudad abierta tras ardua lucha en su periferia.

Bren carriers en Damasco

Bren Carriers de la brigada india en las afueras de Damasco, 26 de junio de 1941.

La reina del desierto

Una vez sofocada la rebelión iraquí, la Habforce (Clark) se adentra en territorio sirio por el este y es inmediatamente hostigada por bombarderos y cazas de Vichy. A ellos se suman las  tropas irregulares palestinas  antibritánicas del kaid Fauazi al Kauaki “El cafetero” que con seis auto ametralladoras se acerca portando bandera blanca al batallón Warwickshire; tras el contacto abren fuego inmisericorde. El día 25 la RAF hace acto de presencia, derribando seis aparatos de Vichy, que cesa de inmediato su sangrante acoso.

Pronto convergerán refuerzos desde el sur: la Legión árabe (Glub), que partiendo del protectorado británico se había adentrado en Irak para desbordar las defensas de Vichy, reapareciendo más al norte. La lucha por la afamada Palmira será feroz y los soldados de la Legión se harán fuertes en las milenarias ruinas; finalmente, el 3 de julio cesa la numantina resistencia.

Palmira 1941

Tropas británicas en Palmira.

El último bastión de Petáin en Levante es Alepo, y hacía ella se dirige el grueso operativo aliado con el potente y devastador apoyo de la Royal Navy, que lamina todo atisbo de resistencia en el litoral. A ellos se une el general Slim que, partiendo del norte de Irak, ha conquistado  las fuertes posiciones  Beau Geste (de la película homónima, basada en la obra de P. C Wren de cuya saga también se cuentan: Beau Sabreur, Beau Ideal e Hijastros de Francia). El 9 de julio cae la capital libanesa tras la toma de Damur; Homs y Hama estaban cercadas, y al día siguiente se cortan las  comunicaciones de las unidades de Vichy enrocadas en Yabal Druso.

El apurado Dentz pide autorización para que los aviones alemanes estacionados en sus aeródromos puedan prestar apoyo sobre todo en la tan necesaria lucha anti buque, que le es rotundamente negada por Vichy, que en compensación  trata de hacer salir a la flota de Toulon (5 cruceros y su correspondiente escolta de destructores) en misión de escolta de los refuerzos que se aprestan a tal objeto, pero para tal tortuosa singladura hacía falta el manto protector de la Luftwaffe que, como hemos matizado, tenía sus recursos centrados en la inmensidad de la Estepa. Hablando mal y pronto ¡No tenían el Stuka para farolillos!

El 11 de julio se establece un alto al fuego, firmándose la rendición definitiva el 13 en San Juan de Acre (en la actual Israel). El único que no acatará lo estipulado es El cafetero, que persistirá en su guerra irregular, por otro lado su modus vivendi habitual. Las fuerzas aliadas acusarán 1.700 muertos a cambio de 1.500 del bando de  Vichy, 32.000 prisioneros  serán  evacuados a  Francia con honores militares y unos escasos 5.000 pasarán a las filas de De Gaulle ¡Parece que el carisma del Estirado no era tan  popular como su abismal ego le hacía creer!

líderes aliados

Wawell y De Gaulle entre otros dos comandantes aliados.

Camaradas de otras  guerras y una misma tierra

En cualquier brega que se precie nunca faltan españoles que como indómitos Quijotes suelen participar de forma particular  que  no anónima. Así, los encontramos en ambos bandos, en el de Vichy encuadrados en el VI Regimiento de infantería extranjero con numerosos veteranos de Narvik (Noruega) y en el Gaullista en el primer batallón de la  mítica 13ª DB  de la Legión, como no podía ser de otra forma se produjo un nicho de guerra civil en el seno de otra pequeña guerra civil. Las folclóricas informaciones de soldados tirando las armas y lanzándose al encuentro del adversario para abrazarlo como un par se merece, son eso sólo un enquistamiento fabulador de esa España cañí que se empeña en su afán de diferenciarnos del común del género. Cierto es que la inmensa mayoría de los vencidos engrosaron las filas del vencedor, pero eso fue cuando callaron los cañones…

En el batallón de fuerzas especiales adjunto a la 7ª Div. Australiana, también encontramos numerosos españoles veteranos de Creta, que tras esa batalla y en el período de reorganización serían apodados como Los Apaches por el incomprensible cambio entre el día en que su jolgorio los asemejaba según fuentes inglesas a Monkeys (Monos) y la noche en que se mutaban en Apaches en mérito al sigilo y rapidez con que se movían en las maniobras nocturnas, auténtico pasmo de las altaneras unidades de su Graciosa Majestad. En los golpes de mano en que tomaron parte durante la campaña de Siria se hizo de notar entre ellos un joven judío admirado del modus operandi ibérico. Muchos años después su imagen será un icono mundial con su parche en el ojo, estamos hablando de Moshe Dayan, el Halcón de mayor prestigio del Zahal de Israel.

Bibliografía

Aliados o  enemigos? Javier Lion, RHM

La guerra aeronaval en el Mediterráneo, Luis Carrero, Idea

El Gozne del destino, Winston Churchill, Libros de nuestro tiempo

Crónica militar y política de la segunda guerra mundial, VVAA, Sarpe

Memorias de guerra, Charles De Gaulle, La esfera de los libros

Así fue la segunda guerra mundial VVAA, Noguer

La guerra en el fin del mundo, Simon Rigge, Time Life/Folio

La SGM en el Mediterráneo, S/a, Círculo amigos de la historia

La II guerra mundial, Kurt Zentner, Bruguera

Los españoles de Churchill, Daniel Arasa, Planeta

Previous page: Ángeles caidos: Creta 1941  Next page: Frente oriental