News

Pàgina 1 de 31  > >>

jun 6, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
La División Azul, 1941-1943
abr 20, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Breve ludografía de la campaña de Siria-Líbano, 1941
abr 10, 2017
Categoria: General
Penjat per: walhalla44
Nuevo artículo histórico
Noticias
 

Ruptura en Normandía.

Patton en Europa: de Normandía a Checoslovaquia, 1944-1945

por Enric Martí

Cuando trato con víboras, no tengo por qué preocuparme por ideas estúpidas.

George S. Patton

 

Busto de Patton, Museo Avranches

Busto de Patton frente a su museo en Avranches (Normandía)

Como consecuencia de su falta de tacto y poco sentido de la diplomacia palaciega, tan en boga entre los generales-políticos, Patton no desembarcó en Normandía el Día D, 6 de junio de 1944. Su 3er Ejército permanecerá en Inglaterra, haciendo creer a los alemanes que el principal  desembarco aún no se había producido, algo a lo que su ausencia daba visos de credibilidad, pues era el único general aliado respetado y temido por los alemanes.

Llegará a tierras galas a bordo de un C-47 el 6 de julio, aterrizando cerca de la playa de Omaha de tan funestos recuerdos. Sus primeras palabras: “Yo mismo le pegaré un tiro a ese hijo de  perra empapelador cuando lleguemos a  Berlín”.  El 31 de julio, su 4ª División blindada (Wood) tomó Avranches, abriendo una brecha cuya trascendencia fue calificada por el mariscal Kluge como Riesensauerei, que podría traducirse libremente como “un desastre de cojones”.

Avance del VIII CE por Bretaña

La campaña de Bretaña del VIII C.E. (Click para ampliar).

El 1 de agosto sus fuerzas entraron formalmente en campaña, con la misión inicial de ocupar Bretaña. Recordemos que estaba bajo el mando de Omar Bradley que había sido su subordinado, aunque tampoco estaba a la misma altura del  inepto Hodges (1º Ejército). Acerca de estos dos comandantes, Patton opinaba que “…están dotados de un Don…un Don nadie”.

Para la conquista de Bretaña, Patton envió dos cuerpos a esta operación secundaria: el 8º (Middleton) en vanguardia por el pasillo de Avranches, y el 15º (Haislip) detrás del primero, siendo las 4ª y 6ª Divisiones blindadas las que abrirían camino por las atascadas carreteras normandas. El propio Patton ejerció de guardia de tráfico en la destrozada Avranches durante hora y media, sin dejar de soltar tacos ni por un instante. La 4ª debía tomar Rennes y seguir hacia Lorient mientras que la 6ª seguiría la dirección de St. Malo con destino a Brest, rechazando por el camino alguna resistencia poco cohesionada y más testimonial que otra cosa. Su avance ha suscitado numerosas críticas que cuestionan por qué no giró hacia la izquierda y se adentró en Francia en dirección al Sena, pero Patton estaba aún “en período de pruebas” y más de uno estaba esperando que cometiera alguna pifia para relevarlo y empaquetarlo de vuelta a los EE.UU.

Avance hacia Fontainebleau

Avance bajo el fuego hacia Fontainebleau.

La derrota del contraataque de Mortain (Operación Lieja) del 6 y 7 de agosto acabó con las reservas blindadas alemanas. Tres días antes, Bradley había ordenado que terminase la ocupación de Bretaña y retornase vía Argentan con destino a Falaise. Si se copaba a los alemanes no sólo la llegada a París sino al propio Reich iba a ser un paseo, pero pese a la propaganda y el bluf mediático no fue así. Los alemanes perdieron en la bolsa de Falaise muchos vehículos y equipos y sin duda tropas de retaguardia, pero el núcleo de veteranos que plantarían una feroz resistencia en Arnhem, Alsacia, el bosque de Hürtgen y las Ardenas escapó impunemente, algo de lo que Patton había advertido de forma constante. Debía inyectarse más velocidad en la maniobra! Pero los canadienses, ¡Primos hermanos de los ingleses! parece que no tenían demasiada prisa en cerrar la bolsa. También se ha especulado que Eisenhower no presionó a fondo, temeroso de que los alemanes, viéndose acorralados, “se pusieran a combatir en serio” y arrollasen o destruyeran una división americana en su huída, con las consiguientes repercusiones políticas y mediáticas en los EE.UU. Bradley, un mediocre soldado de infantería que no entendía los principios básicos de la guerra mecanizada, le replicó: ¡Más vale un hombro fuerte en Argentan, que un cuello roto en Falaise…! Baste con comentar que Patton describía a Bradley como ¡un hombre que sigue el consejo de sus miedos!

Tras la fallida bolsa de Falaise, Patton sugirió que en lugar de detenerse, tal y como se le había ordenado, se le autorizase a girar hacia el este y alcanzar el Sena y París. Efectivamente, fue una unidad bajo su mando, la 2ª División Blindada francesa con la Nueve, la compañía española, en cabeza, la primera unidad aliada en entrar en la cité des lumières ¡Con el permiso de los amnésicos gabachos! A últimos de agosto, en cumplimento de un juramento personal, Patton orinó en el Sena desde un puente de la capital.

M3 Teruel la nueve

Un M3 francés ¿Alguna duda?

Su siguiente destino era la provincia fronteriza del este, Lorena, afirmando, en su inimitable estilo, que si recibía los suministros suficientes atravesaría las defensas alemanas ¡Como la mierda por el culo de un ganso! grafismo bizarre de manual. Pero no había suministros para todos con lo que debió quedarse inmóvil, otorgando la iniciativa al 1º y 9º Ejércitos. Bradley y él coincidían en que Ike estaba sacrificando una oportunidad, que según Patton ¡Hasta unos topos ciegos habrían visto! En aras de la cooperación inter aliada, favoreció a Montgomery a lo largo de toda la campaña. Para el británico, Patton también tenía una refinada definición: ¡viejo pedorro estirado!

El 1 de septiembre de 1944 el ejército de Patton capturó Verdún, a 55 km de la fortaleza de Metz y a 110 de la línea Sigfrido en Alemania. En Verdún advirtió: ¡Si atacamos ahora no tienen con qué responder, pero si esperamos habrá una gran batalla! Vaya, una clarividencia que se demostrará en la batalla que los estadounidenses denominan the Bulge (El saliente, el abultamiento) o más comúnmente en el resto del mundo: las Ardenas. En las semanas siguientes, sus unidades se enfrentarán a los restos de 18 Divisiones, incluyendo 6 de panzer y panzergrenadier con sus últimos modelos ultrapesados, casi indestructibles para los Sherman americanos. Este tanque omnipresente en todos los frentes de la Segunda Guerra Mundial desde Rusia al Pacífico, era apodado por los soviéticos Zippo dada su tendencia a arder y en razón a los mecheros de gasolina intercambiados con los marineros aliados que trasportaban suministros a los puertos del Ártico. Los alemanes, más prosaicos, los denominaban “olla de ingleses”…

Sherman Utah beach

Un sufrido Sherman (foto autor)

El invierno de ese año fue de los más lluviosos que se recuerdan, dando paso a unas nevadas copiosas, que no sólo evitarán que los aliados usen su superior maniobrabilidad, en un frente ya de por sí más estrecho conforme se acercaba al Reich, sino también la protección del paraguas aéreo aliada ante una Luftwaffe moribunda. A tanto llegará la situación, que Patton se dirigirá a un capellán de alto rango ¿Padre, tiene por ahí una plegaria buena contra el mal tiempo?

El 18 de septiembre Hasso von Manteuffel lanzo al contraataque al 5º Ejército Panzer, en una de las batallas más duras del frente occidental desde Normandía. El 29 del mismo mes deberá retirarse con lo que aún le quedaba, que no era mucho. La dureza de la lucha hará que Patton suelte una de las suyas: ¡Espero que en las negociaciones de paz Alemania se quede con  Lorena, no me imagino una carga mayor que ser dueño de una región tan desagradable donde llueve todo el día y la mayor riqueza de sus habitantes consiste en pilas de estiércol!

A principios de octubre, la 5ª División se encontraba frente al fuerte de Driant, en las afueras de Metz, pero el 11 se convencerá de la estéril opción de tomarla al asalto y diseña un plan de flanqueo y cerco, que se demoró hasta el 15 de  noviembre. La noche anterior al ataque, Patton, bajo un ataque de ansiedad que le impedía conciliar el sueño, se dedicó a leer el libro La infantería ataca, escrito por un tal Erwin Rommel. La fortaleza caerá el 21, pero no será asegurada hasta el 25 después de cuatro días de combates por sus túneles laberínticos.

Fort Driant, Metz

Mapa de Fort Driant.

La siguiente etapa será alcanzar el Sarre, enfrentándose a la renovada y temible Panzer Division Lehr al mando del capaz Bayerlein. Sin embargo, el avance hacia el Sarre se verá interrumpida el 16 de diciembre, cuando tiene lugar una desagradable sorpresa que requerirá la colaboración de todo el dispositivo aliado.

Wacht am Rhein

Este era el nombre en clave que los alemanes dieron a su ofensiva en las Ardenas: Watch am Rhein, la guardia del Rin. Ante la gravedad de la situación, se requirió a Patton que trasfiriera diversas unidades, alegando que este no podía orquestar un contraataque rápido y con un número de unidades modesto. La tensión del estira y afloja le llevará a declarar: ¡Cuando termine la guerra me  quitaré las estrellas, pero seguiré llevando mi anorak marrón con cuello de borrego, para que todo el mundo pueda besarme el culo! hay que admitir que no perdía pistonada…

Ya el mismo día 20 de diciembre una compañía de carros y una de infantes de la 4ª División entraban en la emblemática Bastogne, defendida por una guarnición de las águilas aulladoras (101ª División aerotransportada), sólo para tener que abandonarla debido a la presión de los paracaidistas alemanes sobre el resto de la división. Patton tratará de rescatarla antes del día de Navidad, para lo cual irá de un lugar a otro del frente en su jeep descubierto y sus dos .45 de  cachas de marfil. Corre un falso mito que estas eran de nácar, asunto que él mismo se encargó de desmentir: ¡Sólo un chulo putas llevaría cachas de nácar en sus armas cortas! No será este autor quien se lo desmienta. Finalmente, el día 26, la 4ª División blindada entraba esta vez sí, para quedarse. La fama de Patton llegó a su cénit; el periodista Bill Mauldin resumió con esta frase el sentir colectivo de los soldados: ¡El estúpido hijo de puta estaba loco, pero desde luego respeto las teorías y técnicas que usaba para sacar a los hombres de sus trincheras!

El 16 de enero, sus vanguardias enlazan con las del 1er Ejército en Houffalize. Ahora sólo quedaba presionar hacia el este. Finalizada la batalla se le ordena que permanezca pasivo, y este se limita a poner en práctica una “defensa activa”…

PAK 43 88mm Normandía

Pak 43 alemán (foto autor)

La caída de los dioses

Tras la captura de Trier (Tréveris) el 1 de marzo de 1945, se dirige al Rin por norte del Mosela, cruzándolo el día 24, no sin antes detenerse en mitad del gran río para orinar ¡Qué manía! La 6ª División alcanzará Frankfurt del Meno el día 26, aunque su fulgurante avance se ve ralentizado por grandes concentraciones de  88s en torno a las grandes ciudades y centros industriales que habían jugado un gran papel como antiaéreos y ahora como antitanques.

Su siguiente misión fue reducir el llamado Reducto Nacional en los Alpes bávaros, invento que sólo existía en la mente de unos y otros. El 15 de abril recibe la orden de dirigirse a Austria, donde el 6 del mes siguiente establecía una línea de parada para evitar incidentes de fuego  amigo con los soviéticos en Pilsen (Checoslovaquia) 20 Km. al norte de Praga, liberada por las fuerzas de Koniev el 9 de mayo, día de la victoria para los rusos. La guerra de  Patton terminó el 7 de mayo.

Liberación de Pilsen, mayo de 1945

Liberación de Pilsen, mayo de 1945

Nombrado gobernador  militar  de Baviera, pasó un mes en los Estados Unidos antes de asumir su nuevo destino, a pesar de las nubes de multitudes y la vigilancia cercana de los servicios secretos (En las conferencias a público y prensa, tenían un interruptor en el micrófono para cortar el sonido, que era pulsado de inmediato en caso de que intuyeran que iba a soltar una de las suyas), Patton tenía  la certeza de que su tiempo había pasado, la única razón se desvanecía, la desmovilización se acercaba y a su edad esta implicaba la jubilación. Suele comentar en privado: ¡fue mucha mala suerte que no me matasen antes de que callaran los cañones! No fue así: el 9 de diciembre de 1945 resultó herido de gravedad en un accidente de tráfico, falleciendo el 21. Es enterrado en el cementerio militar de Luxemburgo, rodeado de cientos de soldados muertos bajo su mando.

Tumba de Patton en Luxemburgo

Tumba de Patton en Hamm, Luxemburgo

Creo apropiadas, como final y colofón, las palabras de George C. Scott que encarnó el papel de Patton, en la excelente película de 1970 de idéntico nombre, rodada en España y que cosechó la nada despreciable cifra de ocho Oscars, (convirtiéndola en la película bélica más rentable de la historia; el propio presidente Richard Nixon la visualizó en diversas ocasiones): ¡Es todo lo que tenía que deciros, hijos de puta, y ahora me sentiré orgulloso de dirigiros en la batalla, dónde y cuándo gustéis…!